Haití debe despertar

«La igualdad de género es más que un objetivo en sí mismo. Es una condición previa para enfrentar el desafío de reducir la pobreza, promover el desarrollo sostenible y el buen gobierno», dijo Kofi Annan, diplomático de Ghana y séptimo secretario general de las Naciones Unidas. Esta declaración nos invita a comprender cómo la igualdad de género es fundamental para el desarrollo de un país.

Sin embargo, en Haití, en la Constitución modificada de 1987, el artículo 17-1, reconoce el principio de la cuota del 30% de mujeres, en todos los cargos decisorios de la vida nacional, en particular en los servicios públicos. Pero, no se aplica en la realidad del país..

Vemos que el país no respeta el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece claramente: Todos los seres humanos son libres y dignos en dignidad y derechos, y están en la misma posición, y tienen una comprensión fraterna del mundo.

¿Es posible el desarrollo en un país que descuida uno de los derechos humanos? El desarrollo humano, que se define como «un proceso de expansión de la elección de personas». Las opciones de la gente se expanden al fortalecer las capacidades y los medios de funcionamiento de hombres y mujeres, reconociendo que son iguales. En el caso de que las habilidades no se adquieran, muchas opciones posibles no son accesibles.

Las habilidades básicas esenciales se definen como: igualdad de género que acabo de mencionar, salud, con un nivel de cultura y conocimiento, acceso a un empleo decente, propiedad privada y educación De calidad que facilitan un nivel de vida adecuado.

Quiero recordarles que los derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles. La aplicación de uno de ellos puede ayudar a avanzar todos los demás. Así como la vulnerabilidad de uno afecta a todos los demás. Voy a monstrarlo en algunos ejemplos: cuando en un país, el estado fomenta la desigualdad, eso puede causar frustraciones y descontento que generalmente causa división y protestas, las protestas causan inestabilidad. Cuando hay inestabilidad hay disfunción. Las empresas cierran sus puertas, lo que explica la falta de empleo. La falta de empleo provoca la migración.

Hablando de migración: se estima el caso de 1.2 millones de haitianos en 2015, más del 11% de la población. Los principales destinos de la emigración son Estados Unidos, que alberga a casi la mitad de los emigrantes haitianos, República Dominicana, Canadá y Francia. (Fuente:https://lenouvelliste.com/article/182376/ocde-la-diaspora-Haiti-joue-a-migration-SUCCÈS-que-peut-aider-au-développement-du-pays).

Los otros países para que puedan recibir a los haitianos, deben hacer implementaciones. Lo que requiere un poco más de esfuerzo. Porque los humanos dondequiera que estén, deben tener un nivel de vida adecuado. Es una pueba que la vulnerabilidad al desarrollo humano no solo afecta el desarrollo en Haití sino a todo el mundo. Acerca de la aplicación de los derechos humanos, Haití parece alguien que tiene mucho trabajo que hacer pero duerme pensando que aún es temprano. No, no es temprano. Y no es demasiado tarde tampoco. Haití puede despertar.

Finalmente, creo que el estado no es el único responsable. Para que Haití despierte, todos los ciudadanos deben ser conscientes y decidir colaborar y actuar con responsabilidad para facilitar el respeto de los derechos humanos y el desarrollo del país.

Fuentes:

https://lenouvelliste.com/article/182376/ocde-la-diaspora-Haiti-joue-a-migration-SUCCÈS-que-peut-aider-au-développement-du-pays

http://hdr.undp.org/sites/default/files/haiti_2006_fr.pdf

http://www.loophaiti.com/content/opinion-legalite-entre-les-femmes-et-les-hommes-un-reve-en-haiti

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *