Jóvenes haitianos opinan sobre las protestas recientes en su país

El 7 de febrero iniciaron las manifestaciones que exigían la renuncia del presidente Jovenel Moïse, debido a que se encuentra involucrado en el caso de corrupción de PetroCaribe y al incumplimiento de las promesas que hizo al pueblo haitiano, hace dos años, al inicio de su gobierno. El jueves 14 del mismo mes, el mandatario declaró que no dejaría el Gobierno, que lucharía para restablecer la paz y la estabilidad en su país.

Desde el viernes pasado, el panorama se calmó, aunque nada asegura que los haitianos no vuelvan pronto a las calles. Los medios de noticias no tienen una cifra exacta de las muertes ocasionadas durante las protestas, pero se informa de por lo menos nueve víctimas. Consultamos las opiniones de jóvenes de Haití sobre los recientes hechos sucedidos en su país y esto fue lo que expresaron.

Robeants Nicolas Charles-Pierre (29)

Hay un mal gobierno del Estado en general. El costo de vida aumenta y las cifras macroeconómicas no muestran signos de mejora. Haití tiene una población que vive con menos de 2.00 dólares al día. La inflación hace mucho más difícil que las personas puedan alimentarse. Dado que la gente no tiene ningún recurso, la violencia se vuelve el único camino para que el régimen la escuche. No apoyo la violencia durante las protestas, pero es verdad que el Estado la ha ejercido contra la gente de muchas maneras: las violaciones repetidas de la Constitución, la corrupción, el clientelismo, el contrabando, la depreciación acelerada de nuestra moneda, la inestabilidad política, la inseguridad.

Tenemos una situación similar a Venezuela, económicamente hablando, pero los países lo abordan de manera diferente. Nuestro país es maginalizado en el continente, sobre todo por América del Sur. Creo que las cosas podrían cambiar si contamos con la colaboración de otros países, a pesar de que la verdadera solución está en nosotros, los haitianos.

Suze Moleron (35)

El Gobierno no ha enjuiciado a los responsables de malversar dinero del programa venezolano Petrocaribe. Las opositores denuncian la inflación, el alto costo de vida y exigen la renuncia del presidente. Si él deja el Gobierno, no significa que Haití vaya a mejorar. Ese no es el principal problema. No hay otra manera de hacer un cambio si no hay diálogo. Ha llegado la hora de que los líderes dejan de utilizar a los jóvenes. Hay que tomar en cuenta que con la violencia no se resuelve nada. Al contrario, con diálogo todo se puede hacer. La participación juvenil es importante y necesaria para poder hacer el cambio.

Jacques Milsaint (28)

El presidente debe irse porque está involucrado en la corrupción. En todas las calles, las personas se están preguntando dónde está el dinero de Petrocaribe. La situación del pueblo es muy precaria. No hay trabajo, no hay salud, los niños no pueden ir a la escuela. Para mi la violencia no es buena en ningun sentido, pero en Haití para que el Gobierno te escuche, hay que hacer la violencia. Así es.

Romuald Cadet (32)

Considero que la causa principal de las últimas protestas es el hambre, ocasionado por la inflación y el grado muy elevado de la corrupción. El pueblo vive una situación muy difícil y el Gobierno no tiene capacidad para ayudarlos. La Policía Nacional y el régimen están matando a su población, solo porque su gente intenta defender sus derechos. El presidente no deja el poder para proteger a sus amigos y sus intereses.

Fabien Cesar (32)

Creo que los reclamos de la población son justificados. Según muchos haitianos y haitianas, el Gobierno actual no está cumpliendo las promesas que ha hecho. Además de eso, el pueblo protesta por el fondo Petrocaribe, que los gobiernos pasados y el actual han gastado y mal utilizado.

El presidente Moïse ha dicho que está abierto para dialogar. Pienso que de este diálogo puede ser una solución. Él es responsable y debe ver la mejor manera de tomar una decisión.

Volcy Urielle Priscille (21)

La población haitiana participó en las últimas manifestaciones para denunciar la vida cara, decir no a los privilegios de los parlamentarios, exigir el juicio de Petrocaribe, las promesas incumplidas del presidente Jovenel Moïse y exigir la salida de este último. La violencia durante las manifestaciones se da especialmente cuando la Policía impide que los manifestantes sigan su curso disparándoles o lanzándoles gases lacrimógenos. Y así es como se produce el intercambio de disparos. Por otro lado, también se da por la frustración de los manifestantes ante los diversos problemas que enfrentan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *